Vivir en un barco

¿Recuerdas el barco en el que vivía Sonny Crockett en “Corrupción en Miami”, aquel custodiado por un Caimán? Si desde entonces has deseado tener una casa-barco, tu deseo puede cumplirse en Dinamarca.

Fuente: Feriepartner

Fuente: Feriepartner

A lo largo de la costa danesa, en los fiordos e incluso en el mismo Copenhague, se han construido algunos vecindarios de casas-barco ancladas en la orilla del mar. Se trata de chalet flotantes que en la mayoría de los casos no están hechos para navegar pero que te permitirán una vida mecido por las olas del mar. Cada mañana despertarás con el
horizonte anaranjado de la salida del sol y cada tarde disfrutarás de entradas de primera fila a los más bellos atardeceres.

Casa barco en Bork Havn

El susurro de las olas acompañará tus sueños y en verano, tu terraza será el trampolín desde el que saltar a las cálidas aguas del océano.

Tu sueño sólo puede truncarse por el vil dinero, una casa barco cuesta entre 320.000€ y 486.000€