CEMCUDD II

Escribir a un político y que conteste.

Ostentar un cargo público ni te sitúa más allá del bien y del mal ni te convierte en una divinidad que se encuentra por encima del común de los mortales. La política debería tratar del servicio al pueblo, de buscar las soluciones que hagan la vida mejor para todos los ciudadanos. Cuando eres elegido como concejal, alcalde, ministro o presidente te llega el turno de trabajar para toda la población y especialmente para aquellos que depositaron su confianza en ti, otorgándote su voto. Si bien algunos han olvidado la esencia de la democracia y su único objetivo es alcanzar el poder y favorecer a todos los que les ayudaron en esta tarea, hay otros que todavía están interesados en construir un mundo mejor para todos, una sociedad igualitaria y un futuro de prosperidad en la medida de lo posible. Estos además no olvidan para quién trabajan, a quién representan, que su esfuerzo diario es por y para la ciudadanía. Estos elegidos no son diosecillos subidos a un pedestal que esperan reverencias profundas y agradecimientos por las migajas que arrojan de sus manos, son seres cercanos que gustan de oír ideas, propuestas, críticas e historias que les inspiren para mejorar la sociedad en la que están implicados como actores con poder de decisión, con la capacidad de conseguir cambios.

Si hay algo completamente ajeno a la mentalidad danesa es la ostentación y el vicio insano de sentirse mejor que los demás. Para muchos aún está en vigor la jantelov que viene a decir que nadie es mejor que nadie. Así muchos de los políticos daneses son ciudadanos que en un momento dado se comprometen con el trabajo público en algún área en el que creen que es necesario introducir cambios, dónde piensan que pueden prestar sus servicios: sanidad, inmigración, impuestos, igualdad de oportunidades…

BrevHe escrito mi primera carta a uno de estos políticos, bueno, una versión modernizada, un mensaje a través de Facebook y como hace toda persona educada, me ha respondido. Estuve en un panel de debate titulado “Qué pueden hacer los políticos por los extranjeros con formación universitaria” (Hvad kan politikere gøre for højtuddannede nydanskere?) y quedé favorablemente impresionada por la intervención de Heidi Wang, concejal del Ayuntamiento de Copenhague por el partido de derechas Venstre. Tanto que decidí escribirle contándole mis impresiones. Cual no sería mi sorpresa cuando rápidamente recibí un mensaje de vuelta, tan amable como agradecido, educado, simpático y lo suficientemente largo como para no sonar a respuesta automática de ordenador.

Pero Heidi no es la única que se toma la molestia de responder a las cartas que recibe en relación a su cargo en el ayuntamiento. Hace pocos días leía en El País un artículo sobre Vanessa Oliveira, a la que conozco personalmente, dónde se contaba cómo había escrito una carta sobre su situación en Dinamarca al anterior primer ministro danés y hoy Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y este no sólo le respondió sino que le ofreció alternativas de carácter público para mejorar su estancia.

Si bien, no soy de las que recorren Internet para buscar blogs, foros y páginas web dónde criticar y felicitar a nuestros queridos políticos, me gusta saber que si alguna vez tengo algo que decir, hay vías de comunicación abiertas con aquellos a los que voté para que tomaran las decisiones en mi nombre, que no habitan en una esfera superior sino que, como todos, están a un click en Facebook.

No hay duda, echaré de menos escribir a un político y que me responda el día que deje Dinamarca.

Enlaces de interés:

Por si alguien tiene curiosidad por conocerla: http://www.heidiwang.dk

Vanessa Oliveira en El País: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Ponga/mentora/vida/elpepusocdmg/20091101elpdmgrep_10/Tes?print=1

Los daneses, histéricos con la Gripe A

Según un artículo publicado por el diario gratuito danés “24 timer” (http://www.e-pages.dk/24timer/2012/) “las medidas tomadas por los daneses para evitar el contagio de la Gripe A rozan la histeria”. Una encuesta realizada recientemente a nivel nacional muestra que uno de cada seis daneses tiene miedo a morir de Gripe A.

En sintonía con el pánico generalizado entre la población, tanto empresas como autoridades públicas han promulgado recomendaciones para atajar la propagación de la epidemia:

Jabón desinfectante antes de empezar a trabajar: Saxo Bank ha colocado dispensadores automáticos de jabón desinfectante tanto en los baños como en la cafetería de sus instalaciones. Además existe uno a disposición de los trabajadores en la recepción del banco que deben usar antes de incorporarse a sus puestos de trabajo.

Prohibidos los abrazos: Varios ayuntamientos han prohibido los abrazos entre los niños tanto en escuelas como en guarderías para evitar que se contagien al tener contacto físico entre ellos.

Traje anticontaminación

Alcohol desinfectante para los ordenadores: Protección civil recomienda que las herramientas y ordenadores se desinfecten con alcohol antes de ser prestados a un compañero.

Prohibido estrechar la mano: La dirección de la empresa nacional ferroviaria danesa, DSB, ha recomendado a sus trabajadores que eviten la costumbre de saludarse con un apretón de manos para evitar el contagio de gripe A.

Traje anticontaminación para tratar a los infectados: Los trabajadores del servicio de emergencias “Falck” deberán llevar traje anticontaminación, guantes, mascarilla y gafas protectoras para asistir a los infectados de Gripe A. Además estos no podrán ser transportados en sus ambulancias para evitar que contagien a otros enfermos.

Uso de la videoconferencia: La confederación empresarial del sector industrial danés recomienda mantener videoconferencias en lugar de reuniones presenciales.

APRENDER A LAVARSE LAS MANOS

Eva Kvorning

Los informativos daneses ofrecen instrucciones a la población sobre el modo correcto de lavarse las manos para evitar el contagio de la gripe A. PDF oficial con las instrucciones repartido por los hospitales.

¿Para qué sirve realmente cuando tras el lavado hay que agarrar el pomo contaminado de la puerta del baño para volver al trabajo? ;D

La campaña está dirigida a que los ciudadanos sean los responsables de evitar la propagación de la Gripe A, una enfermedad que sólo en casos extremadamente raros es mortal. Pero cuando la OMS la califica de pandemia, iniciativas como la educación en “lavado de manos” revisten a las autoridades sanitarias de una apariencia de efectividad y determinación.

Por otra parte, se consigue convenientemente distraer la atención de problemas mucho más graves, como los causados por la reducida higiene de los hospitales daneses. De hecho, muchos pacientes son enviados a casa, después de un periodo de hospitalización, con infecciones por estafilococos. Los pacientes deben recuperarse de la operación y la infección a cargo de sus familiares a los que se hace responsables de las condiciones higiénicas a partir de ese momento. Sin embargo, los pacientes que vuelven al país procedentes del sur de Europa son puestos en cuarentena por miedo a que introduzcan estafilococos multiresistentes.

He observado personalmente las tareas de limpieza que se realizan en los hospitales españoles y me siento significativamente más segura en un hospital público en España que en uno en Dinamarca.