Penge lugter ikke

I Katalonien er der en trehundrede år gammel tradition for, at en rigtig julekrybbe med den hellige familie, okse, æsel, hyrder og engle osv. også skal omfatte en person, der forretter sin nødtørft. Som regel stilles “skiderikken” diskret i et hjørne af krybben. Man mener, at hans opgave er at gøde jorden, og dermed bringe velstand og held i det nye år. Det må bemærkes, at den katolske kirke fuldtud accepterer, at der således trædes af på naturens vegne i det religiøse tableau.

Traditionelt er det en bonde iført den typiske katalanske klædedragt og hue. Men i de senere år laver man små figurer som forestiller kendte personer, f.eks. politikere eller sportsfolk, og det kan ligefrem betragtes som en ære at blive anbragt rundt omkring i julekrybberne med bukserne nede om haserne. Der er derfor altid spænding om, hvem der bliver årets største “caganer” (“skiderik”)

Her er en lille video med præsentation af bestselleren 2009, nemlig hovedmanden for en stor bedrageri-skandale i Barcelona, Fèlix Millet, lederen af den fond, der driver “Palau de la Música Catalana”. Han er anklaget for at have tilegnet sig mellem 25 og 31 millioner euros af fondens midler. Andre af dette års populære “caganers” er fodboldstjernerne Cristiano Ronaldo og Iniesta, og Madrids borgmester Gallardón, som i København forgæves anbefalede sin by som vært for de olympiske lege.

Se fotos af det store udvalg af “skiderikker” på hjemmesiden www.caganer.com

CEMCUDD II

Escribir a un político y que conteste.

Ostentar un cargo público ni te sitúa más allá del bien y del mal ni te convierte en una divinidad que se encuentra por encima del común de los mortales. La política debería tratar del servicio al pueblo, de buscar las soluciones que hagan la vida mejor para todos los ciudadanos. Cuando eres elegido como concejal, alcalde, ministro o presidente te llega el turno de trabajar para toda la población y especialmente para aquellos que depositaron su confianza en ti, otorgándote su voto. Si bien algunos han olvidado la esencia de la democracia y su único objetivo es alcanzar el poder y favorecer a todos los que les ayudaron en esta tarea, hay otros que todavía están interesados en construir un mundo mejor para todos, una sociedad igualitaria y un futuro de prosperidad en la medida de lo posible. Estos además no olvidan para quién trabajan, a quién representan, que su esfuerzo diario es por y para la ciudadanía. Estos elegidos no son diosecillos subidos a un pedestal que esperan reverencias profundas y agradecimientos por las migajas que arrojan de sus manos, son seres cercanos que gustan de oír ideas, propuestas, críticas e historias que les inspiren para mejorar la sociedad en la que están implicados como actores con poder de decisión, con la capacidad de conseguir cambios.

Si hay algo completamente ajeno a la mentalidad danesa es la ostentación y el vicio insano de sentirse mejor que los demás. Para muchos aún está en vigor la jantelov que viene a decir que nadie es mejor que nadie. Así muchos de los políticos daneses son ciudadanos que en un momento dado se comprometen con el trabajo público en algún área en el que creen que es necesario introducir cambios, dónde piensan que pueden prestar sus servicios: sanidad, inmigración, impuestos, igualdad de oportunidades…

BrevHe escrito mi primera carta a uno de estos políticos, bueno, una versión modernizada, un mensaje a través de Facebook y como hace toda persona educada, me ha respondido. Estuve en un panel de debate titulado “Qué pueden hacer los políticos por los extranjeros con formación universitaria” (Hvad kan politikere gøre for højtuddannede nydanskere?) y quedé favorablemente impresionada por la intervención de Heidi Wang, concejal del Ayuntamiento de Copenhague por el partido de derechas Venstre. Tanto que decidí escribirle contándole mis impresiones. Cual no sería mi sorpresa cuando rápidamente recibí un mensaje de vuelta, tan amable como agradecido, educado, simpático y lo suficientemente largo como para no sonar a respuesta automática de ordenador.

Pero Heidi no es la única que se toma la molestia de responder a las cartas que recibe en relación a su cargo en el ayuntamiento. Hace pocos días leía en El País un artículo sobre Vanessa Oliveira, a la que conozco personalmente, dónde se contaba cómo había escrito una carta sobre su situación en Dinamarca al anterior primer ministro danés y hoy Secretario General de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, y este no sólo le respondió sino que le ofreció alternativas de carácter público para mejorar su estancia.

Si bien, no soy de las que recorren Internet para buscar blogs, foros y páginas web dónde criticar y felicitar a nuestros queridos políticos, me gusta saber que si alguna vez tengo algo que decir, hay vías de comunicación abiertas con aquellos a los que voté para que tomaran las decisiones en mi nombre, que no habitan en una esfera superior sino que, como todos, están a un click en Facebook.

No hay duda, echaré de menos escribir a un político y que me responda el día que deje Dinamarca.

Enlaces de interés:

Por si alguien tiene curiosidad por conocerla: http://www.heidiwang.dk

Vanessa Oliveira en El País: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Ponga/mentora/vida/elpepusocdmg/20091101elpdmgrep_10/Tes?print=1

Ren korruption?

I månedsvis har de spanske medier været optaget af korruptionsskandaler. Den mest omfattende er den såkaldte Gürtel-sag (hovedpersonen hedder Correa, hvilket betyder livrem – på tysk Gürtel). Det drejer sig om, at Correas event-firma har fået store kontrakter i kraft af personlige modydelser til højtplacerede politikere i oppositionspartiet PP, Partido Popular. Som et kuriosum kan nævnes, at præsidenten for den selvstyrende region Valencia tilsyneladende er faldet for fristelsen til at lade sig ekvipere hos en eksklusiv herreskrædder i Madrid!corrupcion

Denne sag får det ene politiske hoved efter det andet til at rulle – og i kølvandet oprulles et hav af lignende sager i kommuner over hele landet, hvor “venskabelige modydelser” har givet pote i form af byggekontrakter o.lign. I en lille landkommune med socialistisk flertal viser det sig, at man gennem længere tid har givet nødstedte borgere pro forma-ansættelser og dermed socialsikring og adgang til offentlig pension. Denne lille landkommune har en milliongæld (i euro) til staten for ikke-betalte socialsikringsbidrag. Og den nu forhenværende borgmester foreslår, at man undersøger, hvordan det står til i andre kommuner, han mener nemlig at vide, at det er ganske almindelig praksis. (Som i hans tilfælde var med til at sikre genvalg i flere år.)

En konsekvens af den megen opmærksomhed om disse sager er, at de politiske partier overvejer at sætte beløbsgrænser for “gaver” som forholdsregel mod korruption. Ikke mindst i en krisetid med toparbejdsløshed, også blandt nationens højtuddannede unge, må og skal politikerne holde deres sti ren – og som sagt bliver der muget ud for åbent tæppe, særligt hos PP.

Ak ja, de der korrupte sydlændinge, der ikke rigtig kan få demokratiet til at virke, tænkte man det ikke nok…!

Hvad er det egentlig for noget med kammerateri og vennetjenester, – hvor og hvornår kammer det over og bliver til korruption og grundlag for usaglige beslutninger, som holder andre og bedre aktører ude?

Det spurgte jeg mig selv om forleden dag. Jeg havde overværet en paneldebat på Christiansborg, hvor fem danske politikere forholdt sig til spørgsmålet: “Hvad kan politikerne gøre for højtuddannede nydanskere?”

Fuente: ciudadanos-cs.org

Fuente: ciudadanos-cs.org

Parti-surferen Naser Khader berettede om sin egen karriere og gav det råd at gå til sport og være med i foreningslivet. Dermed kunne man få nogle forbindelser, og når man så ansøgte om en stilling, var det en god idé at aflevere den personligt, – det kunne jo tænkes, at man mødte nogen, man kendte, og det kan åbne døre. Og han anførte, at størstedelen af job går til nogen, der kender nogen, der allerede arbejder på stedet.

Desværre var tiden udløbet, så der kom aldrig svar på et indlæg fra salen: en nydansker udtrykte sin skuffelse over at være kommet til et højt besunget nordisk demokrati, hvis det i virkeligheden forholder sig sådan, at personlige kontakter giver bedre chance for at komme til jobsamtale, end de faglige, objektive kompetencer og kvalifikationer.

Har Khader virkelig ret – er “netværksaktivitet” nødvendig for, at højtuddannede nydanskere kan bidrage til regeringens målsætning om at iklæde Danmark diverse “førertrøjer”? Risikerer vi ikke, at nogle rent professionelt set særdeles egnede stadig sidder ved kassen i Netto, i stedet for at flytte forskningens frontlinie? Og gys, hvis det skyldes, at de ikke har “charme” i dansk forstand.

Grundig spansk artikel om Gürtel-sagen: http://es.wikipedia.org/wiki/Caso_G%C3%BCrtel

Om korruption en landkommune: http://www.hoy.es/20091023/local/juzgado-investiga-alcalde-plasenzuela-200910231935.html

CEMCUDD

Sigo jugando a la lotería y rezando a San Pancracio, el santo que se encarga de que no falte trabajo en una casa, para que o me toque un bote de los gordos o el desempleo baje hasta el 10% y así volver a mi España querida. Personalmente, prefiero ser la agraciada de un buen euromillones, pero si al menos el panorama laboral mejorase hasta el punto de que ya no sea una quimera encontrar un trabajo con un sueldo que te permita vivir lejos de casa de los padres, me sentiría con ánimos de abandonar mi estatus de emigrante en tierra de vikingos y volver a ser yo misma entre los míos. No es que aquí se esté mal, pero digamos que los extranjeros no somos precisamente bienvenidos y que cada vez veo más claro que este es un maravilloso país… para los daneses. Por eso no puedo evitar que en mi mente se cuele a menudo la idea de volver a casa, con los míos. Supongo que me he cansado de ser primero inmigrante y luego persona y que cualquier rasgo de lo que soy, de lo que valgo o de lo que puedo o no puedo lleve delante la palabra inmigrante o cualquiera de sus más o menos políticamente correctos sinónimos (indvandrer, nydansker, udlænding, perker).

Fuente:ciudadesdeeuropa.net

Fuente:ciudadesdeeuropa.net

Pero cuando fantaseo y me veo de vuelta en España, este país me guiña un ojo, me deslumbra con un rayo de sol y me enseña con una sonrisa esos detalles que hacen maravillosa esta tierra y pienso: “esto lo echaré de menos el día que deje Dinamarca”. Por eso he decidido hacer una lista que iré poniendo en el blog de vez en cuando, una lista de todo lo bueno de por aquí, las cosas sencillas, los pequeños detalles que hacen este país tan especial.

Cosas que echaré de menos cuando deje Dinamarca (CEMCUDD):

1. La puntualidad de los autobuses y la amabilidad de sus conductores.

Al comenzar a vivir en Dinamarca siempre estaba 10 minutos antes en la parada del autobús. Muerta de frío, con las manos enguantadas en los bolsillos e intentando calarme el gorro de lana hasta que me tapaba las orejas, miraba a un lado y otro de la calle esperando ver la mole blanca del coche de línea. Un vistazo arriba de la calle, una ojeada al reloj, un vistazo abajo de la calle, vuelta al reloj. Según se acercaba la hora iba pensando que quizás el autobús había llegado antes de tiempo y que ya se habría ido. ¿Sería posible que lo hubiera perdido? De hecho, estaba sola en la parada. De repente comenzaban a llegar el resto de pasajeros, miraba el reloj, el autobús debería llegar en dos minutos. ¡Y ahí estaba! El destello blanco del bus girando para enfilar hacia la parada, absolutamente puntual.

Dejé de ir 10 minutos antes, ahora voy dos, para asegurarme de que llego a tiempo. A veces, la gran caja blanca ya me está esperando. El conductor mira la hora mientras mantiene la puerta abierta para que todos vayamos subiendo y puntual, arranca hacia su destino.

He cogido la misma línea, hacia el mismo destino, varios días a la semana durante meses. Poco a poco he ido conociendo a todos los conductores. Mi favorito es el charlatán. Siempre encuentra un compañero de tertulia que haga el recorrido de su ruta más ameno. Discute de lo divino y lo humano, siempre sonriente, siempre de buen humor. Genera conversaciones que duran lo que dura un billete, conversaciones que renacen y mutan con cada nuevo pasajero de humor para unos minutos de charla. Le gusta saludar a toques de claxon a las personas que conoce al cruzarse con ellos por los pueblos. Conoce a sus habituales, los atiende con simpatía, sabe dónde suben, dónde bajan…

Un día me apeé un pueblo antes del mío y al día siguiente me dijo:
–         ¿Qué pasó ayer? ¿Te bajaste un pueblo antes?
–         Sí… yo me baje en… – contesté confusa.
–         ¡La próxima vez tienes que decírmelo! Cuando llegamos a tu pueblo pensé que te habrías quedado dormida porque no te bajaste, así que recorrí el autobús buscándote.

Fuente: busbilleder.dk

Fuente: busbilleder.dk

Otro de mis favoritos es la conductora gordita. No sólo es su buen humor y su sonrisa, aunque ambas se agradecen en las mañanas frías, muy muy temprano, cuando el cuerpo te recuerda que el café no estaba lo suficientemente cargado para soportar la madrugada y el mal tiempo, es que tiene la amabilidad de sacarme de mi ensimismamiento cuando me quedo leyendo en la parada y no me doy cuenta de que el autobús ya está allí. Sino fuera por ella, me habría quedado en tierra en más de una ocasión.

Hace poco, cuando pasaba unos días en otra zona de Dinamarca, llegué tarde a coger el bus. Vi como me adelantaba calle abajo y comencé a correr. Corría mirando el reloj, sabiendo que era tarde, que lo iba a perder, pero confiaba en la misericordia del conductor, que se apiadara de mí, me esperara y me dejara subir. Interiormente, sin embargo, estaba convencida de que iba a ver como las puertas se cerraban justo cuando me faltaran dos pasos para alcanzarlas, que todo terminaría con el autobús sobrepasándome mientras el conductor me miraba con una sonrisa pícara, de satisfacción malvada.

Sin resuello, llegué aún con las puertas abiertas, subí los dos peldaños de entrada y saqué el bonobús. ¡No funcionaba! Malditas máquinas del infierno. ¡Lo que me faltaba! Miré con consternación al conductor, segura de que esto sería el colmo de su paciencia, y esperando alguna frase sarcástica cargada con una regañina encubierta. Nada más lejos, se levantó del volante, vino a la máquina, hizo unas bromas y tras varios intentos y sucesivos estiramientos del cartoncillo, consiguió que funcionara, con lo que pudimos, por fin, emprender la marcha, sin reproches.

Echaré de menos los autobuses y sus amables conductores el día que deje Dinamarca.

Ordsprog imod kulden

Når jeg i disse dage snakker med min familie og vennerne i Spanien, så falder talen hele tiden på vejret. Nu er kulden kommet. Indtil nu var der stadig lidt sommer eller lunt efterår i luften, men efter “El Pilar” (d. 12 oktober), er vinteren begyndt, i det mindste i Kastiljen, hvor alle mine kære bor. Det er sjovt at høre, hvordan de bruger ordsprog og folkelige talemåder for at skildre vejrliget, især for at hente trøst over for vinterens uundgåelige komme, om det nu bliver før eller siden.

Kilde: Ciencia y Sociedad.info

Kilde: Ciencia y Sociedad.info

Min veninde Ana er bekymret: “La nieve de octubre, siete lunas cubre” (Oktobers sne dækker syv måner). Hun bor i León, hvor det allerede er så koldt, at det kunne begynde at sne hvert øjeblik, og ordsproget forsikrer, at i så fald vil det ikke holde op før til marts.

Jeg hører fra min mor i Avila, at det først nu er begyndt at blive koldt – men nu har hun altså givet sig til at lukke op for varmen. Hun sagde: “Ya se sabe, por los Santos (1 de noviembre), nieve en los altos y, por San Andrés, nieve en los pies”. (Man ved jo nok, at til Allehelgenes Dag, d. 1. november, sner det i højderne, og til Sankt Andreas‘s dag sner det om fødderne.) Der begynder helt sikkert snart at falde sne i Gredos-bjergene, og dens iskolde ånde kan så føles i Avila. Jeg spurgte min mor, hvornår det var Hellig Anders dag, så jeg kunne vide, om jeg skulle tage vinterstøvler med, næste gang jeg tager hjem. Det vidste hun ikke, men takket være det kære Internet ved jeg nu, at det er den 30. november. Så da må støvlerne stå klar.

Den eneste, der ikke bekymrer sig om kuldens komme, er min ven fra Extremadura, José María. I hans region er klimaet lunere end i min, og han regner ikke med, at det bliver rigtig koldt før jul. Men så gælder det også at: “Entre San Sebastián (20 de enero) y Los Mártires (26 de enero) no salgas de casa aunque de pan no te jartes”. (Mellem Sankt Sebastians dag d. 20 januar og Martyrernes dag d. 26. januar skal du ikke gå hjemmefra, selv om du ikke har brød nok). Ikke blot bliver det koldt, men man må også begynde at lide under den frygtede, januar måned efter julens udgifter.

Eftersom ingen kan standse vinterens komme, kulden og sneen, så må vi hellere prøve at finde det positive: “Año de nieves, año de bienes” (et år med sne bliver et godt år). Det må man skrive sig bag øret på en kold og hvid vintermorgen, når frosten napper i næsen på vej til arbejdet.

Tags: , .